Los Hábitos 4, 5 y 6

hábitosYa estamos finalizando el tema sobre Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva, en el blog puede encontrar artículos sobre los Hábitos:

1- Sea proactivo.

2- Empezar con un fin en mente.

3- Primero lo primero.

Estos 3 primeros hábitos nos mueven de la dependencia a la independencia. Después de ser personas independientes tenemos que darnos cuenta que aunque seamos seres libres en nuestra independencia somos seres sociales que queremos ser parte en la vida de otros, sin depender de ellos, más bien en la búsqueda de aportar a otros, de eso tratan los Hábitos 4-5-6, los cuales se basan en el entendimiento de las cuentas emocionales.

Formar relaciones estables con otros significa invertir en cuentas bancarias emocionales.

hábitosCada relación es como una especie de cuenta bancaria emocional que registra exactamente cuánto ha invertido cada persona en ella. Cuanto mayor sea el equilibrio, mayor será la confianza entre las partes. Con este fin, usted debe tratar de hacer pagos regulares y retirar dinero sólo en raras ocasiones de la cuenta. Un pago puede ser, por ejemplo, encontrar una solución de ganar-ganar, apegarse a una promesa que hizo, o realmente escuchar con empatía a la otra persona.

hábitosUna retirada, por otra parte, sería encontrar una solución ganar-perder, romper una promesa, o sólo a medio escuchar a la otra persona. Una vez que haya alcanzado el saldo máximo en su cuenta, debe tratar de comprender las necesidades y la declaración de la misión de la otra persona e invertir también en éstas. Por eso, en la vida cotidiana, es de vital importancia mantener siempre las promesas, y ser cortés y sensible incluso en asuntos pequeños, sobre todo, permanecer leal.

Si sucede que usted hace una retirada de la cuenta, usted debe disculparse sinceramente. La gente siempre está abierta y más que feliz de perdonar a un pecador arrepentido. Tener el coraje para admitir que no estabas en lo correcto es, por lo tanto, siempre una opción que vale la pena.


Hábito 4:
“Piense en ganar-ganar” para obtener su parte del pastel y construir relaciones duraderas al mismo tiempo.

ganar-ganarLa mayoría de la gente está intrínsecamente conformada por el paradigma “ganar-perder”. Ellos ven cada situación como una competencia, y otros como competidores en la batalla por el mayor trozo de la torta. La totalidad de las situaciones en la vida, sin embargo, no necesitan ser una competencia. Por lo general, hay pastel suficiente para todos, y es mucho mejor cuando todas las partes trabajan hacia una solución “ganar-ganar“.

ganar-ganarEs claro que la principal desventaja de la mentalidad “ganar-perder”, se presenta cuando dos personas de esta mentalidad se enfrentan, la situación bajo este modelo se convierte en un “perder-perder”. Ambas partes pierden, mientras tanto el perro consigue la torta, que se ha golpeado y caído en el piso durante la discusión. Además, es imposible que se forme una relación positiva entre dos personas que están constantemente en competencia entre sí. Ser capaz de construir muchas relaciones positivas con diferentes personas es, en contraste, uno de los principales beneficios de la forma de ganar-ganar. Eso es porque la capacidad de formar buenas relaciones con los demás es un activo real y la base de la verdadera efectividad.

La mentalidad de ganar-ganar es una que siempre se esfuerza por encontrar una solución que es deseable para todas las partes. Requiere un cambio en el pensamiento de “necesito asegurarme de conseguir mi pedazo de la torta” a “allí hay bastante torta para cada uno”. Esto significa que es necesario seguir negociando y comunicándose hasta que se encuentre una solución que sea deseable para todas las partes. Esto no es una tarea fácil y requiere sensibilidad y paciencia. El resultado, sin embargo, es una relación positiva duradera y la creación de la confianza mutua, de la cual todas las partes pueden beneficiarse.


Hábito 5:
Si quieres ser capaz de influir en los demás, “primero busca entender,  luego ser comprendido”

¿Cuánto confiaríamos en un médico que muy rápidamente dio un diagnóstico sin haber escuchado en absoluto lo que nosotros teníamos que reportarle de nuestro dolor?

¿HábitosAunque la mayoría de nosotros puede ser crítico de tal comportamiento, en realidad nos comportamos de manera muy similar en la vida cotidiana, especialmente en la conversación con los demás. Realmente no escuchamos, y en cambio formulamos nuestra respuesta muy rápidamente. Tendemos a proyectarnos sobre la otra persona y buscar soluciones que podemos “prescribir” para ellos.Qué tan útil sería para un oculista simplemente darnos sus propias gafas, alegando que ya que él puede ver bien con ellos, deben trabajar para nosotros también?

HábitosEn general, este tipo de consejos rara vez son bien recibidos, ya que sólo podemos confiar en el juicio de otro si sentimos que realmente entienden nuestra situación. Si quieres ser bueno con la gente, y ser respetado como oyente y como impartidor de consejos, necesitas desarrollar la habilidad de escuchar con empatía. Esto en sí mismo requiere un cambio de paradigma: no “estoy escuchando para que pueda dar una respuesta”, sino más bien “estoy escuchando para que realmente pueda entender a la persona que está a mi lado”.

La escucha empática significa escuchar activamente: repetir a la persona lo que han dicho en sus propias palabras, reflejando sus emociones y ayudándoles a estructurar sus propios procesos de pensamiento. Se necesita tiempo y esfuerzo para dominar esta habilidad al principio, pero las recompensas serán numerosas más adelante. Si usted aprende a escuchar de una manera realmente empática, notará que muchas personas están ya listas para abrirse y considerar sus opiniones y consejos. Simplemente requieren un oyente bueno y apreciativo para poder hacerlo.


Hábito 6:
“Sinergizar” al tratar a los demás con apertura y respeto.

sinergiEjemplos de sinergia pueden verse a nuestro alrededor en la naturaleza. Las contribuciones de muchos se suman a un total que excede con mucho la contribución de cualquier individuo. Una persona que es verdaderamente efectiva hará uso de este principio en su vida personal y laboral.

La sinergia con otros significa valorar las diferencias y abrirse entre sí. Cada uno de nosotros ve el mundo a través de una perspectiva individual. Cada uno de nosotros tiene fortalezas particulares. Y es posible, a través del uso de recursos compartidos, compensar las debilidades individuales. Lograr esto significa superar su necesidad de estructura y seguridad, y empezar a ver sus interacciones con los demás como una aventura. Usted debe ver el resultado de esa aventura como totalmente bajo su control, y abrazarlo con total apertura.

Esto requiere un grado significativo de autoconfianza por parte del individuo, así como la convicción de que la contribución combinada de cada parte puede conducir a algo grande, algo mucho mejor de lo que podría ser producido por un individuo. Cuando las personas realmente sinergizan, escuchan entre sí, se ponen en los zapatos del otro y utilizan las contribuciones de otros como un trampolín para crear algo grande. Para que este ambiente de cooperación y confianza exista, los individuos en un grupo tienen que ser muy maduros, dispuestos a tratarse mutuamente con respeto y a invertir en sus relaciones laborales.

Los resultados son casi imposibles de predecir, y el trabajo sinérgico puede a menudo acercarse al caos. Pero no debe dejarse desanimar por esto. En su lugar, debe centrarse en el hecho de que, al final, habrá alcanzado un resultado que habría sido inalcanzable por un solo individuo.

HábitosConclusión:

Ya con estos tres hábitos cerramos el ciclo para ser verdaderamente efectivos, lo cual se cumple cuando nos movemos de la dependencia a la independencia (Hábitos 1, 2 y 3), de la independencia a la interdependencia (Hábitos 4, 5, 6) y los fortalecemos con el cumplimiento de los principios universales y el hábito de “Afile la sierra” si desea seguir cortando.

Ser verdaderamente efectivo significa ser claro acerca de lo que se desea lograr, y ser proactivo en poner sus metas en acción. Esto se logra mejor esforzándose por sinergizar con otros, para invertir en relaciones duraderas y mantener un estilo de vida equilibrado.


Palabras Claves: los 7 habitos, resumen de los 7 habitos, ganar ganar ejemplos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *