La Felicidad de poner Primero lo Primero.

¿Quién no estaría interesado en centrarse en las cosas que traen la felicidad, la alegría y significado a sus vidas – sus así llamadas “lo primero, lo importante”?

A raíz de una entrevista que tuve con una gran persona que trabaja en una organización que ayuda a jóvenes emprendedores en Madrid, España; pero que se encuentra agobiada con sus horarios y grandes demandas de sus responsabilidades, acá presentaré los rasgos más importantes del libro PRIMERO, LO PRIMERO, el cual muestra cómo encontrar el equilibrio entre los aspectos cruciales de la vida, y finalmente alcanzar la paz interior. Este libro enseña por qué a menudo no cumplimos con nuestras metas y lo que debes hacer para cambiar eso.

El Dr. Covey fue una fuente de inspiración para mí, por lo que es parte de mi pasión el poder compartir su conocimiento con los demás. Usted puede comprar el libro en el link que se comparte con ustedes en este articulo o pueden contratarme para un proceso de coaching individual o corporativo en el tema Primero lo Primero, de cualquier forma que decida proceder, usted con esta información podrá aprender cómo maximizar su calidad de vida y concentrarse en lo que más importa.

Por medio de este conocimiento usted podrá centrarse en las cosas que traen felicidad, alegría y significado a su vida; en esas cosas que el Dr. Covey llama las cosas importantes o “lo primero”. Primero lo Primero le ayudará a hacer eso, mostrándole cómo encontrar el equilibrio entre los aspectos cruciales de su vida, y finalmente alcanzar la paz interior. Este conocimiento le enseñará por qué a menudo no cumplimos con nuestras metas y lo que debes hacer para cambiar eso.

Con el uso de estos conocimientos usted se dará cuenta de por qué somos adictos a la urgencia, ademas sabrá como un frasco de rocas y arena puede enseñarle sobre la toma de decisiones.

 

brujulaVivir una vida significativa no consiste en hacer las cosas lo más rápido posible, sino en hacer las cosas importantes primero.

Imagine que una hada le ofreció la posibilidad de hacerlo todo 20 por ciento más rápido. ¿Aceptarías? La mayoría de la gente probablemente lo haría, pero piensa en ello – ¿eso realmente resolvería todos tus problemas?

Muchos de nosotros aceptaríamos la oferta, porque nos esforzamos por hacer tantas cosas como podamos, lo más rápido posible. Pero en realidad, esta no es la mejor manera de manejar nuestro tiempo. Desafortunadamente, muchos libros de autoayuda refuerzan el mito al alentarnos a hacer listas de tareas pendientes y cruzar los elementos a medida que alcanzamos el logro de cada una de las actividades.

Ese tipo de pensamiento sólo presta atención a un lado de la moneda: sus compromisos, objetivos e itinerarios – lo que podemos llamar el “reloj de nuestras vidas”. Pero a menudo descuidamos el otro lado, la “brújula de nuestras vidas” – los valores, los principios, la conciencia.

En realidad, vivir una vida significativa no consiste en separar las cosas en una lista; se trata de usar la brújula de su vida para identificar las cosas importantes, aquellas que tienen un impacto positivo, de larga duración en su felicidad.

Para la mayoría de la gente, las cosas importantes son las relaciones personales con la familia y los amigos. ¿Alguna vez has oído hablar de una persona mirando hacia atrás y deseando haber pasado más tiempo en la oficina?

Por ejemplo, imagínese que usted se centra en su carrera, trabaja su carrera, su crecimiento en  su compañía y gana un sueldo superior a todos sus iguales – solamente para darse cuenta de que ahora usted es demasiado viejo para tener niños. Si siempre has querido una familia y ahora es demasiado tarde, tu carrera no fue realmente una de tus cosas importantes. Si no eres consciente de tus cosas importantes, puedes terminar tomando decisiones que te hacen infeliz a largo plazo.

Así que después de todo, sería mejor no aceptar la oferta de la hada. En su lugar, trate de identificar las cosas importantes que le dan a su vida más sentido, y hacer de esas cosas su prioridad.

importanteEn lugar de centrarse en lo que es urgente, centrarse en lo que es importante, lo primero.

La mayoría de las personas organizan sus horarios diarios haciendo cosas que creen que son urgentes e importantes, como ir al trabajo o visitar a la familia.

El problema es que a menudo las cosas “urgentes” e “importantes” en nuestras vidas no son lo mismo. Cuando tenemos que elegir entre hacer las tareas que son urgentes, y las tareas que son importantes, la mayoría de la gente elige las urgentes.

Hay algunas razones para esto. Por un lado, la urgencia es un símbolo de estatus en las sociedades occidentales: si una persona está estresada por tener demasiado trabajo, asumimos que deben ser importantes. Si una persona no está estresada, a menudo debe dar explicaciones de por qué no está estresada para no parecer insignificante ante los demás.

Otra razón es biológica: el cuidado de las responsabilidades urgentes le puede dar una descarga de adrenalina, lo que le hace sentir energizado y vivo.

Desafortunadamente, cuando nos concentramos en la urgencia, tenemos menos tiempo para lo que es realmente importante. Por ejemplo, imagine que no ha tenido mucho tiempo con su familia últimamente, así que planea una velada familiar, sólo para que su jefe le pida que debe atender a una cena de negocios ese mismo día. ¿Qué harías? La mayoría de la gente elegiría la cena de negocios y pospondría la noche familiar para más tarde. Aunque puede posponer la noche familiar, decisiones como esa pueden causar desconfianza y decepción en su familia a largo plazo. Esa desconfianza es mucho más difícil de arreglar que de prevenir.

Cosas importantes como pasar tiempo con la familia son lo que nos trae la felicidad duradera, pero estas cosas son raramente urgentes, por lo que pueden ser fáciles de descuidar. Pero al final, es posible que usted sería más feliz de no asistir a la reunión. Seguramente, no se puede elegir a su familia en todos los casos, pero tampoco debe dejar que las cosas urgentes se interpongan en lo que es realmente importante.

cuadro urgente vs importante

Tener una alta calidad de vida depende de satisfacer sus necesidades y centrarse en sus principios

Entonces, ¿cuál es el primer paso para centrarse en las cosas importantes de la vida? Bueno, ¡Usted necesita identificar cuáles son esas cosas!

los 7 habitosPara aumentar su calidad de vida, usted tiene que satisfacer sus cuatro necesidades humanas básicas:

La primera, la “necesidad de vivir”, es física. Significa tener comida, abrigo y buena salud.

La siguiente es mental, la “necesidad de aprender”. Significa ser estimulada intelectualmente.

Nuestra necesidad social es la “necesidad de amar”, lo que significa tener personas en las que confía y cuida.

El último es espiritual – la “necesidad de dejar un legado”, lo que significa tener un sentido de propósito en la vida.


Nuestra felicidad depende de satisfacer estas necesidades. Si no se cumplen, experimentamos estrés, ansiedad o miedo. Por ejemplo, considere la diferencia entre una persona sin hogar o solitaria, y una persona sana que está dedicada a una causa significativa. El cumplimiento de estas necesidades hace la diferencia entre una baja y alta calidad de vida.

Para cumplir y equilibrar sus necesidades, debe centrarse en sus principios. Sus principios son su brújula interior – son lo que le guía en la dirección que usted desea ir en la vida.

Sus principios deben guiar todas sus decisiones – no sólo puede adherirse a ellos a veces. Además, acepte que vivir de acuerdo a sus principios podría no dar resultados inmediatos. Por ejemplo, si usted pasa todo el día en el sofá frente al televisor, pero su sueño es convertirse en un corredor de maratón, no espere convertirse en un corredor la noche a la mañana. Tendrá que atenerse a sus principios de dedicación y buena salud durante mucho tiempo. Pero por supuesto, mediante el ejercicio y el cambio de su dieta, sus principios le guiará para cumplir su objetivo.

Así que centrarse en sus principios, y utilizarlos para guiarse, para que sean la forma de cumplir y equilibrar sus necesidades. Este método le llevará a una mayor calidad de vida.

importanteDesarrolle una visión fuerte para el futuro, y úsela para saber a dónde se dirige

¿Alguna vez se ha preguntado cómo algunas personas toman decisiones fácilmente, mientras que otras toman mucho tiempo considerando las alternativas? Ser capaz de tomar decisiones fácilmente depende de cómo usted se encuentra orientado al futuro que quieren tener.

Tener una visión clara para su futuro hace más fácil tomar decisiones y, en general, mejorar su calidad de vida. Su deseo de lograr su sueño será más fuerte que los sentimientos negativos como el miedo o la duda, por lo que obtendrá más fácil. Por ejemplo, considere cómo la vida de Gandhi fue guiada por su visión de tener una sociedad igualitaria. Antes de dedicarse a ese objetivo, era tímido y nervioso, no le gustaba hablar en público, incluso en sus primeros días como abogado. Sin embargo, superó su ansiedad social cuando comenzó a comprometerse con su sueño, ya que su timidez no era importante en comparación con su visión.

Tener una visión orientada al futuro también le ayuda a través de los tiempos de lucha, recordándole lo que está luchando. Un ejemplo extremo y conmovedor proviene de Victor Frank, un famoso sobreviviente del Holocausto. Este observó que el rasgo más común entre los supervivientes del Holocausto no era su salud, inteligencia o familia – era su sentido del propósito para el futuro. “Ellos tenían”, escribió, “una misión para realizar, algo importante que quedaba por hacer”. Sus deseos de realizar sus metas les dieron la fuerza para seguir adelante.

Entonces, ¿cómo puede desarrollar una visión poderosa para el futuro? Una buena manera es escribir una declaración personal de la misión para usted.

Imagínese a su octogésimo cumpleaños. ¿Que ves? ¿Una gran familia? Tal vez usted ha creado un negocio exitoso? ¿Qué has logrado para entonces?

Los objetivos que te imaginas que has logrado en tu vejez son los objetivos que debes enfocar en tu futuro. Una vez que sepa lo que quiere lograr, comience a tomar medidas en su dirección – no pierda su tiempo con preocupaciones a corto plazo, sin relación con su futuro. Usted sabe lo que quiere, así que ¡hagaló!

Sólo los objetivos basados ​​en principios y con una visión para el futuro son los más probables de ser alcanzados

¿Alguna vez ha hecho una resolución de Año Nuevo que no terminó de completar? En el Año Nuevo muchas personas establecen metas personales, como estudiar o hacer más ejercicio, sólo para volver rápidamente a sus viejos hábitos.

Ya sea en Año Nuevo o en cualquier otro momento, la gente suele fijar metas que no terminan alcanzando. A veces, incluso si se alcanza el objetivo, el resultado puede ser decepcionante. Por ejemplo, el gobierno soviético puso restricciones a las ventas de alcohol en la década de 1980, con la esperanza de disminuir el consumo de alcohol. El consumo de alcohol disminuyó, pero el consumo de narcóticos aumentó, ya que la gente terminaba por recurrir a los narcóticos. El objetivo fue alcanzado, pero a un alto costo.

Entonces, ¿qué hace la diferencia entre los objetivos que se alcanzan y los objetivos que se alcanzan de una manera positiva? En primer lugar, el objetivo debe ser coherente con sus principios. Para cada objetivo, identifique qué, por qué y cómo: lo correcto (qué) por las razones correctas (por qué) y de la manera correcta (cómo).

Por ejemplo, imaginar lo que es mantener un cuerpo sano. En este caso, su razón podría ser porque usted quiere sentirse bien y dar un ejemplo para sus hijos, mientras que su cómo podría ser cambiar sus hábitos alimenticios y hacer ejercicio regularmente.

Además de encontrar su qué, por qué y cómo, asegúrese de que su objetivo está dentro de su influencia. No tienes influencia para cambiar la política exterior del presidente, pero sí tienes un control total sobre tu cuerpo y hábitos personales.

Por último, su objetivo también debe estar impulsado por la importancia en lugar de la urgencia. Si tiene sobrepeso y quiere ponerse en forma, está bien si su objetivo tarda años en completarse. Lo que importa es que permanezca dedicado, porque se da cuenta de que su objetivo, como ser saludable, tendrá una profunda influencia en su vida y que realmente quiere trabajar para lograrlo.

Tomar las decisiones correctas depende de encontrar la perspectiva correcta y actuar con integridad.

Para tomar buenas fotos, un buen fotógrafo utiliza diferentes lentes, obteniendo la perspectiva correcta para cada uno. De la misma manera, usted necesita usar la perspectiva correcta cuando tome sus decisiones importantes.

La mayoría de las personas usan sólo una perspectiva al tomar decisiones o planes. Utilizarán una “vista cercana” para las necesidades inmediatas, como decidir qué comer para la cena. O usarán una “visión amplia” para objetivos a largo plazo, como planificar dónde estar en cinco años.

La mejor solución es combinar estas dos perspectivas mediante la planificación en términos semanales.

Trate de crear un calendario semanal, donde puede asignar tiempo para cosas que le importan, como el trabajo, la familia o el ocio. Usted no tiene que designar horas específicas para sus actividades, sólo asegúrese de obtener la atención adecuada durante toda la semana.

También, trate de combinar sus metas siempre que pueda. Por ejemplo, imagine que está estresado porque tiene que cocinar la cena, conocer a sus nuevos vecinos y preparar una nueva receta para una próxima recepción. Una buena perspectiva aquí sería combinar estas actividades: se podría probar la nueva receta para la cena de esta noche, y hacer más para dar a los vecinos y llevar a la recepción!

Además de usar la perspectiva correcta, también necesita recordar sus principios. Por ejemplo, imagine que usted planea permanecer en casa y leer una noche, pero su amigo le llama con un problema serio. ¿Qué harías? Probablemente abandonarías tu lectura para ir donde tu amigo, porque valoras la amistad y la confiabilidad. Adherirse a esos principios es más importante que tener una tarde relajante. Apegarse a sus principios en la toma de decisiones se llama tener “integridad en el momento de la elección”, y esta integridad es crucial para tomar buenas decisiones.

Así que tomar buenas decisiones es encontrar la perspectiva correcta sobre ellos, y dejar que sus principios le guíen.

Centrarse en la interdependencia y la cooperación, no la independencia y la competencia

A lo largo de la vida, estamos constantemente obligados a competir: nos preocupamos de quién tiene las mejores calificaciones, el mejor trabajo, o quién es más listo o más listo que nosotros. Este enfoque insalubre en la independencia y la competencia nos afecta negativamente.

Tratar de lograr todo solo y en competencia nos hace apresurarnos a hacer las cosas. La gente “se apresuran a vivir” al conseguir comida rápida mientras corren a una cita, en lugar de tomar tiempo para comer saludablemente. Otros “apresurarse a amar” al pasar de una relación a otra – terminar las cosas cuando surge la dificultad, en lugar de trabajar a través de ella.

Desafortunadamente, este estilo de vida de prisa tiene muchos efectos negativos. Una mala dieta conduce a problemas de salud, por ejemplo, y las parejas que carecen de paciencia para trabajar a través de las dificultades conduce al divorcio.

En lugar de ser impulsados ​​por la independencia y la competencia, necesitamos centrarnos en la interdependencia y la cooperación.

¿Por qué estos dos conceptos en particular? Bueno, considere que las cuatro necesidades humanas básicas (vivir, amar, aprender y dejar un legado) implican tener relaciones con los demás. Todo el mundo depende de otras personas para mantenerse con vida, sano y feliz, y tenemos que reconocer esta interdependencia como algo bueno.

Valorar la interdependencia y la cooperación es mucho más positivo que ver todo como una competencia. Cuando trabajamos de forma independiente, a menudo pensamos que para ganar, debemos hacer que alguien pierda. Pero si nos centramos en la cooperación, es mucho más fácil crear situaciones de ganar-ganar.

Considere, por ejemplo, dos personas trabajando a través de su matrimonio. Muchas parejas se divorcian cuando su primera fase de luna de miel ha desaparecido y han alcanzado sus primeros problemas graves. Pero las parejas que trabajan juntas, comparten una visión y valoran la cooperación podrían encontrar que resolver problemas juntos puede hacer que su matrimonio sea aún más fuerte.

Así que usted puede ver los beneficios a largo plazo e inmediatos de trabajar cooperativamente con las personas en nuestras vidas, en lugar de verlos como competidores.

importanteSea un líder personal fuerte dando poder a los que te rodean

Todos jugamos papeles de liderazgo para otros en nuestras vidas a veces. Como padre, es tu relación con tus hijos. Como empleado, es su relación con sus colegas.

Para ser un buen líder personal en tales situaciones, debes esforzarte para capacitar a los que lideras. Si bien no es posible inculcar directamente el empoderamiento en nadie, puede crear condiciones que les permitan empoderarse. Condiciones como la confianza, el respeto y la honestidad, naturalmente, conducir a la potenciación en los demás.

Para fomentar esas condiciones, involucre a otros en su toma de decisiones. Por ejemplo, imagine que uno de sus subordinados en el trabajo viene a usted con un problema. No intente arreglarlo inmediatamente – primero, pregúntele qué haría, y aliéntelo a encontrar una solución él mismo. Apreciará que valora su creatividad y se sienta respetado. Es probable que se sienta empoderado, y se esfuerce por realizar aún mejor en el futuro.

importanteAsí que cuando usted dirige a alguien, se centran en la confianza mutua y la rendición de cuentas. Los estudios han demostrado que las empresas con una “alta confianza en la cultura”, en la que los empleados se sienten confiables por sus empleadores, tienen un mejor desempeño que aquellos con una “cultura de baja confianza”. Así que no conduzca a través de estricta supervisión y control; puede parecer más fácil en el corto plazo obtener resultados inmediatos, pero en el largo plazo no es productivo.

Una buena manera de cultivar una “cultura de alta confianza” es obtener retroalimentación regular de aquellos que lideras. Esto demostrará que usted respeta su opinión, y usted también sabrá qué áreas usted puede ser que necesite trabajar encendido.

Por ejemplo, si un CEO escucha la retroalimentación de sus empleados, muestra que valora su juicio, y también demuestra su humildad: sabe que su desempeño puede no ser perfecto y está dispuesto a cambiar.

Encontrará roles de liderazgo personal en cada aspecto de su vida, ya sea familiar, laboral o incluso amigos. Así que sea un líder fuerte basando sus relaciones en la confianza, el respeto y la honestidad.

Imagine sus diferentes roles y tareas como partes de un todo, no como piezas separadas.

Los principios fuertes son esenciales para mejorar su calidad de vida. Te guiarán en la decisión de cómo gastar tu tiempo, y generalmente te moverán en una dirección satisfactoria.

Uno de los principios más importantes que proporciona esta guía es el equilibrio. Un buen sentido del equilibrio le da una visión más productiva de la vida. La mayoría de las personas consideran que sus vidas tienen compartimentos separados: trabajo, familia, tiempo libre, etc. Ellos ven las funciones que desempeñan y las tareas que desempeñan como caer en estas categorías independientes. Pero en realidad, ver nuestras vidas de esta manera puede ser limitante.

Cuando las personas ven sus vidas como compartimentadas, tienen dificultad para transferir sus habilidades entre compartimentos. Por ejemplo, los estudios han demostrado que una persona que tiene éxito en la academia puede fallar en una tarea que no es académica, incluso si la tarea es similar. Simplemente no están acostumbrados a pensar a través de las fronteras que han imaginado.

En realidad, todos nuestros roles y tareas están relacionados. Si sólo se centran en uno, causará frustración. Por ejemplo, si un ejecutivo sólo piensa en sus horarios y deberes, se molestará si sus empleados la interrumpen con preguntas. Pero si deja tiempo para “interrupciones” para dirigirse a los empleados que tienen preguntas y se detienen en su oficina, ella fortalecerá sus relaciones con ellos y les permitirá desempeñar mejor su trabajo. El ejecutivo tendría un resultado más equilibrado al combinar sus roles de “trabajo” y “sociales”.

Combinar sus papeles en la vida es más fácil de lo que usted piensa. Por ejemplo, imagina que estás estresado porque sientes que deberías hacer más ejercicio y pasar más tiempo con tus hijos, pero tu horario está tan lleno que apenas puedes apretar uno de los dos. Entonces, ¿por qué no combinarlos jugando al tenis junto con los niños? La comprensión de la conectividad en su vida llevará a nuevas oportunidades como esa, y le ayudará a pasar el tiempo más efectivamente.

Así que no divida su vida – mantenga una visión equilibrada, y recuerde que todo está conectado.

Esforzarse por mejorar su calidad de vida y poner “primero lo primero” resultará en paz interior.

¿Se considera usted que tiene paz interior? ¿Su vida tiene equilibrio, alegría y significado?

Si no está completamente satisfecho con su vida, es probable que el problema sea el desaliento, el orgullo o las expectativas poco realistas. Estos son los tres factores más comunes que limitan la paz interior, lo cual es necesario tener una calidad de vida alta.

A veces los tres de estos ocurren a la vez. Imagine que se considera a sí mismo altamente cualificado en su trabajo, pero cuando su supervisor se retira, usted no es elegido como el sucesor. Usted probablemente se sentirá desanimado y avergonzado de tener que permanecer en su posición mientras que otra persona recibe la promoción.

En lugar de sentir vergüenza, trate de concentrarse en la humildad y el coraje, y vivir sin expectativas poco realistas. No piense que usted tiene que competir con otros para probar su valor – alguien que no consiga una promoción no significa que su funcionamiento no es bastante bueno. De hecho, su rendimiento podría ser tan bueno que su empresa no quiere que deje la posición. Pensar de esta manera le ayuda a encontrar la paz, y mejora su vida en general.

La clave más importante para alcanzar la paz interior es poner las “cosas importantes en primer lugar”. Una poderosa metáfora proviene de un profesor que una vez presentó a sus estudiantes con una jarra vacía. Se llenó el frasco de rocas y preguntó a los estudiantes si pensaban que estaba lleno. Ellos dijeron que era. En respuesta, el profesor se derramó en la grava, que llenó los huecos entre las rocas. A continuación, se vertió en la arena, y finalmente, para llenar hasta las más pequeñas lagunas, se vertió en el agua.

¿Qué podemos aprender de esto? Piense en ese frasco como el tiempo en su vida: las rocas como las cosas importantes, y la arena, la grava y el agua como el resto. Si usted pone en la arena y la grava primero – las tareas diarias sin importancia- no habrá sitio dejado para las rocas. Pero cuando pones en primer lugar las cosas importantes, todo lo demás caerá en su lugar.

Demasiado a menudo, nos centramos en las cosas incorrectas en la vida, que da lugar al estrés y a la desarmonía. Para aumentar su calidad de vida, necesita identificar sus prioridades, reemplazar la urgencia con la importancia y crear el equilibrio entre todas sus tareas. Usted puede hacer esto por tener una visión orientada al futuro, que le ayudará a establecer metas efectivas. Cuando pones sus “cosas importantes” primero, en vez de poner las cosas urgentes o más pequeñas primero, lograrás la felicidad y la paz interior.

Consejo para la aplicación de estos conocimientos:

Imagine su cumpleaños 80 de forma ideal.

¿Que ves? ¿Quién está alrededor de usted, y qué ha logrado? Imaginar su vida ideal cuando tiene 80 años lo ayudará a identificar sus metas más importantes. Los objetivos que usted desea lograr, estos son sus “cosas importantes”, así que empezar a trabajar hacia ellos!


Palabras claves: que es la felicidad, como encontrar la felicidad, el secreto de la felicidad,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *